viernes 23 de julio de 2021 - Edición Nº325

Patria Grande | 4 nov 2020

Diego Frias: Sec. Asociación Civil Pro Eco (g

El abrazo al Aconquija

Es imprescindible anoticiarse o recordar constantemente que Argentina y el mundo entero atraviesa una crisis socioambiental, irremediable en muchos casos o con la posibilidad aun, de lograr reparar las huellas ecológicas, que no es más que aquello que cada persona va despojando en su andar produciendo contaminación, ya que somos una sociedad altamente consumista.


En Tucumán convivimos con los nevados del Aconquija, un sistema montañoso único por sus glaciares, que según los registros fotográficos de hace dos décadas, puede verse como va perdiendo el manto blanco que lo caracteriza, seguramente por la crisis climática actual y por el accionar humano.

 Es así que hoy abrazamos las sierras del Aconquija  ante el advenimiento del extractivismo de empresas  multinacionales megamineras como Agua Rica quien en complicidad con la UNT (Universidad Nacional de Tucumán) promueven la exploración ilegal, con el fin de explotar minerales en pueblos de Catamarca, quien con la experiencia de años, comprobamos quienes participamos del activismo ecologista, que la extracción de minerales a cielo abierto ha contaminado ríos, aguas subterráneas,  ha saqueado oro, plata y una larga lista de minerales y sobre todo han destruido territorios ancestrales.

El resultado de ello es que se conformaron cientos de grupos ecologistas, asambleas, organizaciones sociales y las comunidades territoriales originarias que defienden el espacio vital y el agua que es la vida misma, en el arduo trabajo de sentirnos naturaleza,  para desconstruir  el antropoceno milenario con prácticas alternativas en la reproducción de nuestras vidas. Y promover la  necesidad de una decisión ético ambiental en la interacción con el agua,  la tierra, el monte, con los animales, con toda la biodiversidad.

Las problemáticas locales nos abruman todos los días, el desmonte prohibido de las Yungas, la quema de cañaverales, la ceniza de los ingenios, el que hacer con los residuos que producimos diariamente es un listado de situaciones que nos modifica la salud y transforma los ecosistemas, con un resultado perjudicial a la comunidad ya que el daño que producimos lo estamos haciendo hacia nosotros mismos, es por ello que la participación ciudadana es fundamental para mitigar los impactos ambientales, sociales y territoriales. 

Abracemos el Aconquija como una forma de encuentro de quienes nos preocupa la situación actual socioecologica, para no  llegar al colapso como anuncian los climatólogos, juntémonos en ese abrazo determinando la justicia social y ambiental, somos la generación que entiende lo que está pasando con el clima y posiblemente la que está encargada de evitar que continúen debacles naturales, como la contaminación de la cuenca Sali Dulce y sus consecuencias por causa de actividades antrópicas.

Es una realidad que cientos de Tucumanos están trabajando desde distintos movimientos en la concientización y en la praxis, hacia un desarrollo sustentable y el respeto por el medio ambiente, a partir de distintas actividades consientes de la crisis socio-ecológica, como el reciclado, la separación de residuos, el saneamiento eco-sistémico y la participación activa hacia un cambio de normalidad prepandemica  ya que representa una situación ambiental insostenible y socialmente injusta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias