lunes 18 de enero de 2021 - Edición Nº139

Internacional | 26 nov 2020

Diego Armando Maradona

¿Cómo despedir al más humano de todos los dioses?

Por Hipólito Irigoyen Sec. Gral. De Populismo K


La verdad que fue necesario dejar transcurrir un día entero para poder empezar a ensayar estas simples líneas, sobre el astro que una vez más eclipsó al planeta entero con su partida física, como decía el general la única verdad es la realidad, y la realidad es que no existen palabras o frases que puedan explicar lo que la gran mayoría de nosotros sentimos en un día como hoy, muchos de nosotros hemos transitado pérdidas irreparables y hablo en primera persona pero lo que ocurre con el diego, el pelu, el 10, es distinto a todo lo antes vivido por que va más allá del dolor de la pérdida, es todo lo que esta significa, hemos perdido parte de nuestra infancia, los Argentinos perdimos una parte que nos identificaba, algunos dicen el fútbol a muerto, tal vez estemos en presencia de la pérdida más importante a nivel mundial, y no hace falta que me aclaren que tenía de profesión ser futbolista.

Diego Armando Maradona era mucho más que ser el mejor futbolista de todos los tiempos, era un ser comprometido con la realidad con los humildes y los oprimidos jamás dudo en decir lo que sentía y pensaba, criticado y perseguido como nadie, amado y alabado como nadie, Diego era eso, el mismo que tuvo al mundo a sus pies sin pedirlo, algunos creemos que fue necesario morir para demostrar que era tan mortal como el resto de los humanos.

Nos dejó para convertirse en una leyenda que contarán nuestros hijos nietos e incluso los hijos de nuestros nietos. Diego ayer se convirtió en eterno, su muerte se llora desde Tierra del fuego a la Quiaca en nuestro país, desde el meridiano al ecuador no tuvo ni tiene fronteras políticas, religiosas ni geográficas, simplemente lo trasciende todo, es por esto que logra que hinchas de River se abracen con los de Boca que lo lloren en Siria, lo lloran los antiperonistas algo absolutamente impensado e imaginado, por esto y mil cosas mas es imposible describir alguna sensación, las lágrimas en los ojos es la imagen que de alguna manera intenta sintetizar al menos algo de lo que Diego es fue y será. 

Los cinco continentes hablan de el, el mundo se detuvo  en plena pandemia mundial para solo hablar del 10 una vez mas. 

Quien diría que ese pequeño niño nacido en Fiorito lograría conquistar el todo, Algunos lo aman por el fútbol otros lo amamos por el hombre, que con sus defectos y virtudes jamas dejo de ser el nene, el cebollita que habla de doña Tota y don Diego con un brillo en sus ojos que emocionaba, en alguna nota dijo al pasar que hubiera querido ser el 1% de su papá, eso es humildad el haber tenido presente siempre sin importar los millones que tuviera quien era y de donde venia, jamas perdió esa conciencia de clase que la mayoría pierde cuando tan solo cambia su auto, que ironía escucharlo decir que le faltaban cosas al que supo tenerlo todo, los Napolitanos describían su partida diciendo que Dios a muerto.

Nunca voy a olvidar su partido de regreso a Boca contra racing estar ahí, era sentir que estábamos en presencia del propio Dios, su partido homenaje el cual pude ver desde el tunel junto a mi viejo mi hermana y unos amigos jamas podrá borrarse, gracias por las alegrías gracias por las lagrimas, desde ayer nada volverá a ser lo mismo.  

Los presidentes del mundo le rinden homenaje, los estadios del mundo lo despiden, algunos nos quedamos con la tímida alegría de saber que vivió como el quiso que logro lo que quiso, nunca se quedo en la comodidad de ser solo un futbolista, quien puede olvidar la contra cumbre en Mar del Plata del tren que organizo junto a Luis D´Elia, el no al ALCA la remera de fuera Bush, sus visitas a Cuba junto a Fidel, su presencia en Venezuela defendiendo la revolución Bolivariana  junto a Chavez primero y luego de la mano de Maduro apoyando su candidatura siempre tuvo en claro su esencia antimperialista, su apoyo a los gobiernos de Lula, Evo, Correa, Nestor y Cristina recorrieron el mundo, nunca dudo en decir que Mauricio era un cartonero y en decir en vivo que era Cristinista hasta los huevos, siempre a favor de las Madres, Abuelas, defendiendo a los 30 mil a los combatientes de Malvinas, apoyando impuestos a las Grandes fortunas, un ser de otro planeta como alguna vez dijo el propio Victor Hugo Morales, ese barrilete cosmico que logro con una pluma en el pie izquierdo sacarle una alegría a todos y todas. 

Eternamente gracias por esa zurda maravillosa, pero mucho mas por ese corazón ubicado del lado izquierdo.  

AMOR ETERNO AL COMPAÑERO, AL CAPITÁN.

Hipólito Irigoyen Secretario Gral de POPULISMO K 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias