jueves 22 de abril de 2021 - Edición Nº233

Economía y Política | 1 abr 2021

Ricardo López Pasarín

OTRA ECONOMÍA ES POSIBLE

Ricardo López Pasarín es un comunicador popular y militante residente en la Provincia de Misiones. Nos sentimos contentos de publicar su muy buen artículo pero además demostrar una vez más que Populismo k es federalista popular no sólo por afirmarlo sino por intentar y lograr que muchos valiosos compañeros de distintas provincias argentinas puedan expresarse a través de nuestro medio nacional, el portal www.infok.com.ar


La sociedad actual ha puesto de manifiesto la endeblez de un sistema económico que ha priorizado el consumo y la acumulación material, el egoísmo extremo, el consumo exacerbado y la supremacía del dinero y las finanzas, por sobre la vida humana, la sustentabilidad ambiental y el acceso a condiciones de vida digna de millones de personas. (La profundización de este problema a causa de los efectos de la Pandemia provocada por el COVID 19, lo dejamos para otro análisis)

Observamos cotidianamente, como los modelos más extremos de este sistema económico promueve procesos basados en una alarmante expoliación de los bienes de la naturaleza, a la vez que reduce a la pobreza extrema y a la esclavitud laboral a personas que quedan marginadas y excluidas. Un aumento indiscriminado de la desigualdad social a nivel global pero que lastima especialmente en el contexto político actual latinoamericano.

Una economía que excluye, que reduce a las personas a meros consumidores, que provoca daños irreparables en el ambiente y que avanza sin limitaciones hacia la profundización de desigualdades cada vez mayores, lejos está de ser un sistema de racionalidad y organización de la sociedad en procura de lograr el buen vivir para todos sus habitantes. (Esto es lo que el sistema debería hacer o asegurar, pero no lo hace.)

Ante esta realidad, las Organizaciones Sociales que consideramos necesario y urgente, un cambio en la economía actual, asumimos la responsabilidad de la organización para promover este debate, a la vez de poner en discusión las construcciones culturales y comunicacionales hegemónicas que sostienen un pensamiento unilateral y dirigido a sostener estos modelos como la única racionalidad económica posible.

De esta manera, expresiones sociales de toda la América Latina han decidido constituir redes DE ORGANIZACIONES DE LA ECONOMÍA SOCIAL, POPULAR Y SOLIDARIA

Desde la concepción de las Organizaciones Sociales y del Campo Popular, la pobreza, la exclusión y la marginalidad son producto de un orden social y económico injusto.

Ninguna decisión económica puede estar por encima de la propia existencia del ser humano y en ese sentido coincidimos con el Papa Francisco:

Es por esto, que, con la mirada puesta en nuestros hermanos, en especial en los que menos tienen y en las mayorías populares, asumimos el compromiso, militante y solidario, de trabajar por otra economía para que otro mundo sea posible.

La Economía Social es mucho más que la mera posibilidad de un ingreso económico basado en la “meritocracia”. Es la herramienta que reivindica el trabajo y el desarrollo desde una perspectiva social, humana y no en términos exclusivos y excluyentes de lucro o ganancia personal, empresarial o de clase. Es la posibilidad de un trabajo digno frente a la explotación y expoliación que nos propone el neoliberalismo que dicho sea de paso es la expresión más brutal del capitalismo sin frenos. No representa “acumulación” de capital, sino que busca en principio una distribución más justa de las riquezas, la posibilidad de una movilidad social ascendente pensada no desde la meritocracia discriminatoria, sino desde la equidad y la igualdad de posibilidades. Representa la búsqueda de una Producción Sustentable y seria, respetando y cuidando la Casa Común, único resguardo de nuestro presente y futuro como raza humana. Representa el comercio justo. Representa el asociativismo y la cooperación. Representa otros sistemas y circuitos financieros, otros sistemas monetarios y de intercambio. Otras formas de distribución de la Producción y el trabajo. Representa una significación completamente diferente de la “Rentabilidad” de la Producción y por ende claro está, de la utilización social y política de “la renta” por parte de los Gobiernos.

La Economía Social, Popular y Solidaria no es la “Economía de la Pobreza” tal como algunos mal suponen sino OTRA ECONOMÍA POSIBLE que representa una Riqueza hoy impensada pero perfectamente factible para los Pueblos empobrecidos por el sistema en América Latina.

Fortalecer la Economía Social Popular y Solidaria es, en definitiva, una cuestión profundamente política. Significa un territorio ideológico en disputa y es una herramienta indispensable al momento de aportar a la consolidación de los Proyectos Nacionales y Populares de nuestra Patria Grande, de Latinoamérica Unida desde el pie, desde sus raíces históricas y culturales más profundas.

No pretendemos en esta presentación agotar los conceptos, sino hacer una pequeña introducción a la temática que nos permita expandir el debate y la construcción de algo superador. Bienvenidos al Tren…Bienvenidos a la TRAMA de otra ECONOMÍA POSIBLE… y si se me permite… NECESARIA.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias