lunes 26 de octubre de 2020 - Edición Nº55

Ciclo de Charlas | 1 sep 2020

Fernández Pastor en el Ciclo de Populismo K

Jubilaciones y pensiones: “En 2021 se volvería a la fórmula de movilidad de Cristina, mejorada”

El especialista en temas previsionales afirmó que el Congreso está trabajando en esa futura ley para regular los aumentos de haberes. Y si _bien admitió que la modificación hecha por el gobierno a la Ley Macri “es inconstitucional”, fue necesaria para “compensar el desfasaje de los incrementos respecto de la inflación”. Además, definió al Ingreso Básico Universal (parecido al actual IFE) como “la herramienta de la Seguridad Social del futuro” y propuso “bajar la edad jubilatoria o disminuir la jornada laboral” para mejorar el empleo.


“La fórmula de movilidad para la actualización de jubilaciones y pensiones se está resolviendo en el Parlamento y estimo que a partir de enero 2021 se tendrá una nueva metodología de cálculo, que sería en base a la que instituyeron Cristina Fernández de Kirchner y Amado Boudou en 2008, pero mejorada por un fondo anticíclico formado por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad que compensará las eventuales bajas en la actividad económica que afecten el cálculo”, explicó el Doctor en Derecho y especialista en temas previsionales Miguel Fernández Pastor en diálogo con militantes de Populismo K.

Las declaraciones de Fernández Pastor se produjeron poco antes del anuncio de un nuevo aumento en Jubilaciones, Pensiones y Asignaciones sociales realizado por el gobierno, que establece un incremento del 7,5% a partir de septiembre, con lo cual la mínima será de $ 18.129.

Respecto del esquema para establecer este aumento, Fernández Pastor sostuvo que “si bien su origen es inconstitucional, porque reemplaza una ley votada por el Congreso Nacional con un decreto, lo cierto es que neutraliza la pérdida de cerca del 20% en las jubilaciones frente a la inflación que había consolidado la ley sancionada por Mauricio Macri”.

Fernández Pastor recordó que fue un activo opositor de la reforma de Macri y que estuvo en la feroz represión institucional desatada por el expresidente hacia los manifestantes contra ese cambio, que se reunieron en las inmediaciones del Congreso en diciembre de 2017. “Sufrí la violencia institucional, pero así y todo lo recuerdo con alegría porque me di cuenta que era el principio del fin de aquel gobierno”, expresó quien también es integrante de la Conferencia Iberoamericana de la Seguridad Social (CISS).

“La ley de movilidad –continuó el especialista - es la manera en que se logra que el beneficiario mantenga su capacidad adquisitiva a través del tiempo. Nuestra Constitución en el artículo 14 bis establece que las jubilaciones son móviles y la parte dogmática dice que será en función de las leyes que reglamente su ejercicio”.

“Esto ocurrió por primera vez en el 2008 –durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner- cuando se resolvió hacer la primera ley de movilidad para siempre, con virtudes como el hecho que todas las prestaciones, a partir de ese momento, se actualizaron de la misma manera, en relación a dos variantes de ajuste: el salario y la recaudación. La virtud de esa fórmula es que cuando la economía funciona la movilidad se va actualizando rápidamente, pero también tiene un problema porque cuando la economía se cae a pedazos -como ocurrió durante el gobierno de Macri-, la movilidad da negativo respecto de la inflación” porque se suspendió la compensación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad instituido en épocas de Amado Boudou cuando dirigía el Anses, repasó el Director del Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social.

Fernández Pastor también abordó la cuestión del 82% móvil, y consideró que “como siempre hay verdades y  mitos alrededor de estas cuestiones, el verdadero 82 % a nivel masivo nunca existió en la Argentina” y lo consideró inviable para la mayoría de las actividades, a causa de los cambios de paradigmas y remuneraciones operados en el mercado laboral a lo largo del tiempo.  

Consultado en su condición de Doctor en Derecho (UBA) respecto a una reforma constitucional, Fernández Pastor sostuvo que “es muy necesaria, pero lo veo como muy poco factible por lo fuerte de la instalación de la grieta” y consideró que no están dadas las condiciones políticas por la oposición mediática. No obstante, destacó la iniciativa de la Reforma Judicial porque “es una buena oportunidad para modificar la Justicia de la Seguridad Social, adoptando los pactos internacionales con seriedad”.

Finalmente, el especialista resaltó la valorización muy argentina del trabajo gremializado, corporativo, “que hace que para nosotros sea parte de la dignidad de la persona”. Y propuso que una sociedad debe buscar equilibrio en materia de empleo con iniciativas como “bajar las horas de trabajo o bajar la edad jubilatoriab” para lograr el pleno empleo.

Por último, respecto de iniciativas como el Ingreso Universal Básico –similar al Ingreso Familiar de Emergencia, IFE, vigente por la pandemia- consideró que “que es la herramienta de la seguridad social del futuro” y “tarde o temprano va a llegar para compensar aquellas cosas que trae la tecnología como efecto colateral, que es la pérdida del empleo”.

Sobre el rol de los medios de comunicación expuso que “siempre fueron voceros de las oligarquías nacionales. Antiguamente defendían intereses nacionales pero actualmente se dedican a defender sus propios intereses e intereses nacionales e internacionales de muchísimo peso” pero que, a pesar de eso, “Cristina les ganó las elecciones con un teléfono”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias