viernes 20 de mayo de 2022 - Edición Nº626

Economía y Política | 2 nov 2020

Desalojo Guernica

¿Guardar las formas o debilidad?

Por Carlos Alberto Macchi


Estamos de acuerdo, no cumplir la ley es entrar en desacato, pero no alcanza para justificarse razonablemente, en este caso entonces se trata de la debilidad del  gobierno.  Con los pobres que produce nuestro sistema, infinita paciencia, aunque sean operados políticamente e incluso por las mafias inmobiliarias o las bandas de narcos, son siempre victimas; con los ricos implacables con los impuestos, y no aporte solidario y por única vez sino en forma permanente, bajo una reforma tributaria profunda;  por último con los golpistas, muchos de los cuales integran el poder judicial, hay que tener tolerancia cero.

Si las debilidades las justificamos por las formas no vamos a entender que le pasa al gobernador. Sabemos que si te juzgan por el dólar futuro o sea por algo que no es delito, o te juzgan por encubrimiento de un atentado terrorista, o una decisión  política como por ejemplo el memorándum de entendimiento con Irán, que se hace público ante el Congreso y además jamás se aplica o sea no se consuma delito;  te pueden juzgar también  por no cumplir la ley de un juez, y además te pueden meter unos grilletes más grandes que dos sandias. El problema no radica en la letra muerta de la ley, sino que el problema radica en quienes le dan vida, los señores que detentan el arma de esas instituciones caducas y corruptas, la mafia judicial al servicio de los intereses concentrados, para los cuales hacen el trabajo sucio  como los grupos de tarea de la dictadura. La fotografía del fiscal mientras hacían el operativo de desalojo, Casal o Stornelli, demuestra que para la ley hay un solo tipo de direccionalidad respecto de la legalidad y como consecuencia se ha perdido toda legitimidad; la  salida bajo estas formas conduce a la violencia indirecta o directa.

Un presidente en el coloquio de  IDEA o en la Sociedad Rural, ¿para qué?, para ser  abucheado, no Uds. como personas sino su pueblo, es demasiado metafórico. Si van a guardar las formas que ya no les son propias, sino de la mafia judicial, como mínimo hay que hacerse respetar, porque recuerden, en parte nosotros los llevamos a ese lugar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias