jueves 01 de diciembre de 2022 - Edición Nº821

Economía y Política | 23 abr 2022

La marcha del privilegio

El “campo”, la oligarquía y la desestabilización.

La grieta existe desde la conformación de nuestro país y lo que continua en juego es el modelo de país que se pretende;un país para unos pocos con una economía reprimarizada (agroexportadora) o un modelo de país que incluya a todos y todas, con equidad e igualdad de derechos.


Históricamente el pueblo Argentino ha sido rehén de los que se creen dueños del país, de sectores que militan la derecha, las dictaduras y el negacionismo , no solo por  lo acontecido en las dictaduras cívico militares sino también por el enorme  endeudamiento que los gobiernos neoliberales han producido. Por supuesto que no hay que irse muy atrás, para hablar de deuda / fuga.

Nosotros los peronistas, los kirchneristas , hablamos de redistribución, equidad, eso se logra repartiendo la renta  extraordinaria  de algunos sectores privilegiados; no se puede pedir a los que nada tienen que sean los que sostengan con su miseria los privilegios de unos pocos. 

La pregunta es : ¿ Por qué  el odio llega a los sectores medios?,  y alguna respuesta tentativa  puede buscarse  en   lo permeable que es  la clase media , si es que existe como tal,  por una cuestión aspiracional quizá,  al discurso de  la clase  dominaste,  a la cultura que irradia el poder factico,  poder colonizado desde afuera y colonizarte para adentro.

Esa mezquindad hacia los que nada tienen es intolerable  para aquellos que pensamos en un país para todos y todas, un país para los 45 millones.  Argentina  no es un país únicamente  agroexportador, es  lo que el campo y la oligarquía terrateniente ha intentado mantener desde siempre,  la reprimarización  la economía;  el 70 % de nuestro PBI es mercado interno, sin el cual no hay economía posible. Lo que necesitamos el conjunto de los argentinos y argentinas  es un modelo de desarrollo independiente que despliegue las potencialidades naturales y humanas de la nuestra nación,  no dejar   en manos  de la canibalización de las trasnacionales  nuestros territorio y  fundamentalmente nuestros  recursos estratégicos.  Hablan de ideologías como lo que hay que atacar y exterminar, porque no quieren reconocer que existe otra  Argentina , con Industria, con Ciencia y Tecnología, con pymes, cultura, etc.

A no equivocarse, el reclamo no es sólo al peronismo, todos recordarán  los insultos en la  Sociedad Rural a Raúl Alfonsín,  los aplausos a Videla y Menem, todos recordarán también los actos desestabilizadores en el 2008 contra Cristina Fernández de Kirchner.

Ellos son militantes de la acumulación y el desprecio a los sectores más desposeídos. Estos sectores  minoritarios que se movilizan son utilizados por los monopolios sojeros para imponer sus intereses a como dé lugar, sostenidos por un odio peligroso  avanzan sobre la democracia con varias herramientas a disposición como la actual corte suprema de justicia.

No es correcto que quieran discutir  rentabilidad, políticas de desarrollo para el sector, solo pretenden establecer las reglas de juego en pos de mayor acumulación, no hace falta mencionar las obscenas ganancias de los sectores que promueven hoy el tractorazo. Es  importante recalcar que no son sectores autónomos o independientes, son un sector pequeño que se siente identificado con la exacerbación del capitalismo, hoy representado por el macrismo-radicalismo juntos; tal es  así que Horacio Rodríguez Larreta  crítica los acampes o cortes  de los sectores humildes por un lado  y por otro lado otorga permisos especiales para que los tractores circulen libremente por las calles de Bs As.

Es grave que la política haga esta diferencia, en cuanto a derechos a la hora de reclamar, pero es aun  más grave la legitimidad que le da una cierta parte de la población a los piquetes de los sectores medios- altos y más acaudalados del país. Pareciera que reclamar de a pie o sin algún rodado de porte, está mal visto y reclamar y hacer piquetes con tractores o 4x4 está bien.

Pedimos  mantener la unidad del campo Nacional y Popular en virtud de hacer frente a los sectores reaccionarios y desestabilizadores de siempre.

La grieta existe desde la conformación de nuestro  país y lo que continua en juego es el modelo de país que se pretende;un país para  unos pocos con una economía reprimarizada (agroexportadora) o un modelo de país que incluya a todos y todas, con equidad e igualdad de derechos.

Arrancar por los de abajo para llegar a todos debería ser la consigna de un pueblo que se quiere.

Hipólito Irigoyen   Sec Gral. de Populismo K.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias