miércoles 08 de febrero de 2023 - Edición Nº890

Trabajadores | 28 nov 2022

EL SALARIO DE LOS TRABAJADORES 1

IMPACTO TECNOLÓGICO – GLOBALIZACIÓN MATERIAL y EL MUNDO DEL TRABAJO EN ESTE SIGLO XXI

La tecnología afecta el mundo trabajo y como consecuencia incide en la vida social. Como respuesta al impacto tecnológico en la pérdida de puestos de trabajo, se propone disminuir las horas laborales sin pérdida salarial, una disputa compleja en un mundo cada vez mas inequitativo.


Héctor Rolando Francia Arambarri (*)

Allá a comienzos de los 90’ en la Universidad de Buenos Aires, un economista trabajosamente, pero con entusiasmo, nos dictaba clase sobre aquello que él llamaba “Mercado de Trabajo” y que desde mi concepción humanista, llamo “Mundo del Trabajo” y nos adoctrinaba (en su sentido “liberal”), “-Uno de los problemas en el Mercado de Trabajo actual es que la oferta no está preparada para absorber los cambios tecnológicos, “los trabajadores” –de participación del “Estado y Sistema Educativo, nada”, deben poder responder a las fluctuantes demandas de la realidad moderna”…(Cualquier parecido con “Deben aprender a vivir en la incertidumbre” de un es legislador, NO es casualidad). En ese momento razoné el tema y le puse el siguiente ejemplo: “-Si una empresa de base tecnológica mecánica, que tiene 200 trabajadores y 10 programadores, cambia a una base tecnológica automatizada (hoy diríamos digital) y requiere de 50 trabajadores para completar ciertos procesos de la producción (incluyendo carga y descarga de productos)  y de 15 programadores, si los 135 trabajadores de la planta “que sobran”, estudian programación, ¿la empresa los contratará? y de seguro que NO. El profesor muy dogmático, como son los liberales en nuestro país, aunque mientan diciendo que son “prácticos y realistas”-para sus intereses minoritarios y foráneos-, continúo insistiendo  “-Que de todos modos, los operarios despedidos deberían (por sí mismos) ocuparse de “capacitarse” para “nuevas demandas del Mercado”. Desde aquí y también en aquella ocasión,  lo dudamos, porque una de las características de ese Mercado del Trabajo (Mundo del Trabajo) impactado por las nuevas tecnologías, es que se convierte en “Expulsivo de la Mano de Obra (de los trabajadores y trabajadores) PER SE, entonces otras empresas, que serían las que debieran demandar nuevos empleos, NO lo hacen, porque están en una etapa, similar de cambio tecnológico y…también producen despidos. ¡Han pasado más de 30 años!, así que “ni” hablar del tema en este siglo XXI, por ello quienes integramos las Mayorías Nacionales, debemos observar, estudiar, reflexionar y actuar políticamente sobre estas realidades, que sintetizaría del siguiente modo:

*Estamos en una ERA de SUSTITUCIÓN de la PRESENCIA HUMANA en la PRODUCIÓN de BIENES y SERVICIOS en base a las siguientes tecnologías:

-Mente sustituida por la INFORMÁTICA (sin entrar a considerar otros niveles de inteligencia artificial);

-Fuerza Física (cuerpo) sustituido por la ROBÓTICA;

-Sentidos sustituidos por la TECNOLOGÍA DE SENSORES;

En las circunstancias descritas, el Capital está nuevamente de “parabienes” como en la época de las primeras Revoluciones Industriales, cuando la migración de la población campesina a las urbes les otorgó una gran masa de personas necesitadas de trabajo para subsistir y por lo tanto fijaba el precio del mismo (salario) a su conveniencia, como sabemos esa conveniencia se llama explotación. Estamos en una era de “Fiesta para el Capital”,  luego de adueñarse de los Recursos Naturales, de los Grupos Económicos y desde ya, manejar las Finanzas, tiene nuevamente acorralado a los trabajadores. Algunos dirán, pero sino hay trabajadores, ¿Quién demanda los artículos y servicios que se producen?, pero se olvidan que la Razón Principal del Capital, es obtener ganancias y con el menor esfuerzo, que haya una masa consumidora que oscile entre el 30 y el 50 % de la población, es suficiente para que ganen por cantidad y por precio. ¿A dónde van nuestros y nuestras otras congéneres en una Sociedad como la descrita?, a la MARGINACIÓN. Generación tras generación de marginados, apartados del Aparato Productivo, que si fuera por los liberales, allí quedarían, entre la Pobreza y la Represión.

A todo lo expuesto se le une el fenómeno, que denominamos “Globalización Material”, ¿por qué material?, para diferenciarla de la falsa “Globalización Política” que fue aquella con la que salió EEUU al Mundo, luego de la caída del Muro de Berlín, tratando de convencer e imponer, que su Sistema Político-Económico-Social-Cultura, era el vencedor Mundial, en un Mundo que soñaban como Unipolar. Muy por el contrario la “Globalización Material” apunta a los “avances” en transporte y comunicaciones, asociados al accionar internacional de las Finanzas y la Producción a Escala Mundial. Un buque portacontenedores automatizado, con mínima tripulación, puede dejar en los muelles de una ciudad como Buenos Aires (con 3,5 millones de habitantes) miles de artículos para abastecer a sus vecinos por un largo período, producidos al otro lado del Mundo (China) a costos calculados a “nivel global”, “financiados de modo global” y  “transportados de modo global”. En síntesis, objetos, prestaciones de servicios, personas e ideas, recorren enormes distancias en períodos que van desde algunos días (mercaderías) a una percepción de transmisión instantánea (ideas –información, contenidos culturales, etc).-

El Siglo XXI, nos encuentra con  una PRODUCCIÓN CENTRALIZADA Y ATUOMATIZADA, COMO TAMBIÉN EL TRANSPORTE Y LAS COMUNICACIONES Y TODO ELLO A NIVEL MUNDIAL.

*Ahora debemos considerar los aspectos políticos. Las ideologías del Capital aplauden y consideran que su sueño del menor costo, (especialmente lo que llaman “costo laboral” y nosotros “salario”) y la mayor ganancia, son una maravilla de su tan cacareada modernidad (“Unirnos al Mundo” diría cierto personaje político espúreo). En el discurso ultraliberal (Saqueo de 2015-2019) no existen Naciones (se suponte… aunque EEUU, el resto de la OTAN, Rusia y China tengan e impongan sus políticas “nacionales, coloniales e imperiales”), sino “Centros de Producción, Consumo y sobre todo “Oportunidades de Negocios”, sean en una Megalópolis o en toda una Región Y así adoctrinan a empresarios, líderes políticos y “supuesto intelectuales” de nuestra América Latina, de África y de Asia en las Universidades y Fundaciones del Imperio Norteamericano. Lo local, lo nacional, lo presentan como parte del pasado, no somos un “todo físico y cultural”, un pueblo, somos millones de “ciudadanos del mundo”, felices con un Sistema de Vida, que es diseñado, monitoreado e impuesto por “Pueblos que “si” se piensan y actúan como Naciones y más aún como “Imperios”. La vieja y sucia mentira liberal en nuestra Argentina, nosotros “no” somos nacionalistas (Hablamos de Modelos y desde ya políticas), pero los norteamericanos, “lo son y los aplauden”…son las IDEOLOGÍAS DE LA TRAICIÓN, las de los PRO-Cambiemos y los LIBERTARIOS!.       

.El Impacto Tecnológico y la Globalización Material, se han adelantado, a todo noción de Justicia Distributiva, expresado en criollo, estamos con tecnología, que casi no requiere de intervención humana y se siguen pagando jornadas de 8 o más horas, con sobreexplotación de los trabajadores y trabajadoras. Como pasa siempre en estos “saltos tecnológicos”, alguien se queda con la “diferencia”, lo que el barbudo alemán, llamó “plusvalía” y por lo general, hasta que las Masas se dotan de un instrumento ideológico, organización y actúan, esa “superganancia”, se la lleva el Capital y en un Mundo Pequeño, ciertos Capitales Así que debemos llamar la atención sobre un valor fundamental, básico, basal: “Toda Persona debe ser dotada de aquello que hace a un bienestar adecuado a la naturaleza (humana) que reviste (Derechos Humanos). En tal sentido sin llegar a tratar el llamado “ingreso básico universal”, cuestión que excede a las posibilidades de esta publicación, oportunamente propusimos un “Ingreso de Derechos Humanos”, que es lo mismo. Aquello que no ofrezca el Mercado, lo pondrá el Estado, que tiene como objetivo, se supone” que el “Bien Común” y lo hará en base a la riqueza tributada por las minorías opulentas del Sistema (Nociones que encima, surgen de nuestra Constitución Nacional);

*Mientras que los Liberales, impulsan como siempre el valor “superior” según ellos, de la propiedad, si analizamos el origen de las riquezas generadas por los Cambios Tecnológicos, estos son “los frutos de la Ciencia” y la Ciencia ha sido posible en nuestra Humanidad, pues millones fueron esclavos, siervos o son trabajadores. Si parte del pensamiento social, respondió a los abusos del Capital en el siglo XIX, postulando “¡Trabajadores del Mundo, Uníos!”, con la misma fuerza, hoy  debemos contestar al egoísmo y codicioso avance Capitalista, que “LOS FRUTOS DE LA CIENCIA PERTENECEN A TODA LA HUMANIDAD” y por lo tanto los beneficios que vienen de ellos, deben ser COMPARTIDOS. Podemos hacer una semejanza, que de seguro, no le gustaría a algún “señor feudal agropecuario”, poseemos regiones fértiles, únicas en toda la Tierra, el dueño de las mismas, es nuestro Pueblo Argentino, que exista un “Régimen de Propiedad Privada”, significa que sus detentadores, que representan el 0,5 % de nuestra Población, DEBEN CONTRIBUIR, para que la riqueza producida, llegue a los más de cuarenta y siete millones de compatriotas. En idéntico sentido, los Complejos Científicos, funcionan gracias a generación tras generación de trabajadores, que dieron lugar tanto a sus estructuras, como al tiempo necesario para que dieran “frutos”. Así que queridos “libertarios, neoliberales, libre-saqueadores”, pueden seguir mintiendo, pero siempre volveremos al mismo punto, EL FRUTO DE LA CIENCIA, su MATERIALIDAD y su CONTENIDOS CULTURALES SON PRODUCTOS “COMUNITARIOS” y por ende PERTENECEN EN SU MAYOR PROPORCIÓN “A TODOS LOS SERES HUMANOS” (¡Los Frutos de la Ciencia pertenecen a todo la Humanidad!).-  .

*Partiendo de las Observaciones realizadas, las Asociaciones Profesionales, deben contestar a la exclusión de los trabajadores y trabajadoras, de modo imperativo, “TODA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA, DEBE CONTEMPLAR EL MANTENIMIENTO DEL EMPLEO y SI HAY QUE BAJAR A 4 HORAS la duración de la jornada o a TRES DÍAS, la semana de trabajo, ¡Qué así sea y sin pérdida del poder adquisitivodel salario!. Si nos dicen: “¡Estos puestos ya no son necesarios!”, debemos contestar: “¡Sino es necesario “el trabajo”, “tampoco el Capital”!, así que usen “su ingenio empresarial” para evitar los conflictos, que van a tener, si despiden trabajadores y trabajadoras” (además de las políticas de Estado en cuanto al empleo, que son múltiples y que no podemos tratar aquí). Si el trabajo no es presencial o a distancia o si el empleador es una Corporación Internacional, organizada como un Programa Informático, no importa, los derechos de trabajadores y trabajadoras, NO son moneda de cambio por ninguna consideración y si algunos Capitales Internacionales, NO desean invertir, para eso estarán las POLÍTICAS NACIONALES, aquellas, que como consignamos, los PRO-Cambiemos y Libertarios, aceptan y admiran en EEUU y Europa, pero desechan en estas tierras, por maldad, ignorancia y codicia. Hoy más que nunca necesitamos de representantes sindicales coherentes en la defensa de “sus” trabajadores y trabajadoras, no puede ser que acepten “la exclusión” que propone la patronal como respuesta a los adelantos tecnológicos. En un subte, habrán mecanismos automáticos para abonar los pasajes y también quienes cobren los mismos; los bancarios, si se automatizan las operaciones financieras, deberán bajarse las horas de labor y realizar un armado que incluya una cantidad contante de trabajadores de dicha actividad, si hay programas “tutoriales” o clases a distancia con medios audiovisuales pre-diseñados, se buscará un modo de permitir que exista asimismo, presencia docente y estudiantil en la Comunidad Educativa, con todos y todas sus integrantes. ¡No puede ser que dirigentes sindicales se crucen de brazos, por conveniencia o ignorancia cuando la patronal desea determinar todas las circunstancias de las nueva realidad laboral!.

En 1957, políticos que habían apoyado el golpe terrorista de 1955 (Revolución Fusiladora), formalmente ingresaron al actual texto Constitucional 14 bis, su contenido aún es de avanzada a pesar de su cuestionable origen, allí se dispone que la participación de los trabajadores en la “dirección y ganancias de las empresas” y aunque para un fanático a sueldo como Milei, eso le parezca comunismo, ¡NO LO ES!, es el modo de ser “argentino”, una sociedad donde hay propiedad privada y libertad económica “en el marco de la ley”, pero que a modo previo, requiere como base la consagración de derechos laborales y sociales que conformen una base de equidad, sino la libertad es una ilusión y el orden es opresor oligárquico (como lo fue en 1930-1943, 1955-73, 1976-83,1989-2001 y 2015-2019).-   

Por último, por más generales o abstractas que puedan ser consideradas las variables enunciadas (A las que hay que unir la defensa de la   Identidad Nacional y Regional, la influencia de los Colonialismos-más vivos que nunca- e Imperialismos y la urgente conservación ambiental, entre otras), nos clarifican los argumentos necesarios para contestar a la ofensiva Neocapitalista, que no solo es ideológica, sino directamente política y que ha generado, incluso un conflicto bélico de proporciones y con consecuencias inmensas, como es la ofensiva de la OTAN sobre Rusia, con el fin de neutralizarla e ir por la Potencia Económica China.

(*) Abogado, Secretario de la Asociación Grupo por Soberanía (DPPJ 11.725), ex apoderado estatal, integrante de programas extracurriculares de Educación Soberana.-(Democracia con Justicia Social, Políticas Argentinas o Nacionales, Integración Regional Latinoamericana y Defensa de la Soberanía Argentina en el Atlántico Sur y de nuestros Intereses Antárticos

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias