lunes 26 de octubre de 2020 - Edición Nº55

Ciclo de Charlas | 31 ago 2020

Ciclo de Charlas

“Todavía sigue la estigmatización a los ex 678 y no solo de la derecha (…) de hecho, todavía no volvimos a los medios”

La periodista aseguró que fueron integrantes de una “lista negra” durante el macrismo y no pudieron trabajar “incluso en medios afines al actual frente” que integra el oficialismo. También contó que hubo “sectores internos que nos patotearon”. Y sobre situaciones de la actualidad como la que padeció el grupo de profesionales del recordado programa de la TV Pública, la autora de la primera biografía de CFK alertó: “Nosotros vivimos una estigmatización muy fuerte y eso es lo que empieza a verse hoy con los periodistas de los medios que no bajen la línea de Clarín, como algunos de C5N”.


“No solo padecimos los cuatro años de Macri, cuando fuimos absolutamente censurados y puestos en una lista negra que nos impidió estar en ningún medio: también durante el kirchnerismo fuimos muy estigmatizados”, contó Sandra Russo al repasar lo que vivieron –y viven- los ex integrantes del recordado ciclo periodístico “678”. “Ninguno de nosotros podía integrar el staff de ningún medio durante el macrismo. Incluso de aquellos afines” a fuerzas hoy integrantes del Frente de Todos, agregó la escritora autora de la primera biografía de CFK, “La Presidenta – Historia de una vida”.

Según aseguró Russo en el marco del ciclo de charlas “Aportes para una agenda de gobierno pospandemia”, realizado por la agrupación política Populismo K, “Trabajamos de lo que pudimos en esos cuatro años de macrismo… Y de hecho todavía no volvimos a los medios. La estigmatización sigue. No es que cambió el gobierno y nosotros volvimos a trabajar”, expresó la periodista y aseguró que en algún momento ella y sus colegas del programa militante por excelencia del kichernismo “fuimos patoteados por sectores internos”.

Luego se mostró escéptica con un posible regreso de “678”. “Si bien tal vez no un 678, debería haber otra cosa en ese sentido porque el problema es que vemos que hay muy poco en los medios convencionales de gran penetración” con ese tipo de orientación conceptual. No obstante, alertó que el mismo fenómeno de estigmatización hoy se está viendo “con los periodistas que salen a la calle de los medios que no bajen la línea de Clarín, como algunos de C5N”.

Russo se refirió luego a su nombramiento como consultora en el Ministerio de las Mujeres de la provincia de Buenos Aires.  Indicó que cuando se conoció que iba a ser asesora de la ministra Estela Díaz en el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual los medios salieron a decir que “una ex ‘678’ va a ser asesora de kicillof… no se sabía cuál era la noticia: si estaba mal que yo tuviera un trabajo. Pero claramente era un palo para Axel antes que para mí”, contó.

Respecto del periodismo, entiende que “el oficio ya no existe” sino que, en el marco del capitalismo, “terminó siendo una herramienta” de lobby porque “las empresas periodísticas ganan plata con otros rubros que no son el periodismo”. Y dio el ejemplo de Clarín, que “gana con otros negocios que no son la venta del diario”. Pero destacó el rol de los medios alternativos.

En este punto habló de su portal “Dejamelopensar.com.ar” y de su libro “Utopía en construcción“  sobre la obra de la Tupac Amaru de Milagro Sala y  su organización, texto al que consideró “como un documento de lo que es capaz el pueblo más vulnerable del país”. Respecto del libro realizado sobre la vida de Cristina Fernández de Kirchner, enfatizó que tiene dos registros, “uno más político donde que narra el intento de destitución del 2008 y otro más blando sobre su vida más personal o íntima”.

Sobre su tarea en la gestión pública, Russo aseguró que “desde la provincia de Buenos Aires se está haciendo un trabajo fantástico, tanto con los varones que han llegado a la violencia, como con los que no han llegado a la violencia y no quieren hacerlo, o con los que tienen una sensibilidad distinta a la que admite la cultura”.   

En otro tramo de la charla –la número 13 de este ciclo de Populismo K- la periodista reflexionó que en este momento donde arrecian los discursos de odio, los que no están enganchados con ese discurso, “están obligados a pensar de nuevo de qué hablamos cuando hablamos de amor”.  Y sostuvo que “el amor romántico va a caer junto con el patriarcado”. En la concepción del amor que viene, Russo consideró que “tiene que ver también con cosas más profunda que la relación entre dos personas; tiene que ver con el amor al hábitat, al planeta”.

En este marco, la periodista sostuvo que si bien se ganan elecciones “el poder factico está intacto” y por este motivo “antes de la Ley de Medios se debe pensar en la reforma judicial” porque para poder aguantar los embates de ese poder fáctico hay que “tener antes saneados los tres poderes del Estado”. También habló del poder de la Embajada de Estados Unidos en la región y consideró que debido a que en Bolivia el gobierno de Evo Morales fue muy bueno, “debieron recurrir al golpe de Estado tradicional, porque no alcanzaba con el golpe blando”.

Mirando hacia atrás, a la llamada “década ganada”, Russo sostuvo que no tienen “elemento para acusarnos de autoritarios, porque no lo somos”. Y en relación a la reforma judicial la periodista indico que es “más liviana” que la propuesta por Cristina aunque comienza con ”lo mínimo que se puede pedir al poder judicial que es deshacer  la mesa judicial que armó Macri para meter presos opositores”. Y explicó que hay reacciones porque  hay personas “que han delinquido durante cuatro años sin parar” gracias a ese instrumento.

Finalmente, Russo señaló como fenómeno novedoso el de “los feminismos populares, que son los que cambian el rumbo de la historia; no el feminismo académico que hace mucho que existe”. Y señaló como un problema más para esa derecha es el despertar de esos feminismos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias